Textos Cultura Religiosa: una propuesta para acudir a las periferias existenciales

31 Marzo, 2015

Marco Antonio Labarca, uno de los autores de la colección “Ponerse a Caminar” de Edebé Chile, de Cultura Religiosa y Orientación (5º a 8º básico), dialogó con Edebé Noticias acerca de las reflexiones y motivaciones que inspiraron el trabajo de esta nueva propuesta, que sigue suscitando interés de colegios y diferentes instituciones educativas.

Responder a nuevos desafíos en la enseñanza de la religión y ofrecer una propuesta con un fuerte acento en la dimensión trascendente del hombre fueron las motivaciones de Edebé para esta apuesta, que contó con el trabajo de cuatro autores de vasta experiencia docente y sólida formación filosófica y pedagógica: Patricio Avello, Lorens Duarte, Yasna González y Marco Antonio Labarca.

Una de las dudas substanciales respecto de la colección despejadas por Marco Antonio es que estos textos son un producto nuevo de la editorial, distinto a los libros de religión católica, por lo tanto, no los reemplazan, no es su finalidad y tampoco está entre sus posibilidades hacerlo.

Una realidad constatada

La idea con esta colección, más bien, –explica Marco Antonio- es ofrecer una alternativa a las necesidades más amplias que enfrentan hoy los profesores de religión a la hora de hacer sus clases, dado que en muchos colegios, sobre todo municipales -pero también subvencionados y particulares pagados- se les exige abordar el trabajo superando e, incluso, obviando el aspecto confesional católico.

“Yo hago clases de religión y paso la EREC en el colegio que trabajo (programa de Educación Religiosa Escolar de la Conferencia Episcopal de Chile), sin embargo, hay otros colegios que no optan por la EREC… Hay lugares donde a los profesores se les dice ‘no haga clases de religión católica, haga valores’; te lo dicen claramente los sostenedores, los dueños de los colegios”.

Esos mismos profesores –comenta Marco Antonio- se enfrentan, además, a una realidad muy habitual en el aula: de los 45 alumnos, sólo unos 5 son católicos.

Su experiencia en aula durante más de 15 años y las permanentes capacitaciones que realiza a profesores de religión de diversas instituciones del país, le ha permitido constatar, además, que, en estas condiciones, y sin una ayuda oportuna a los profesores, las clases de religión son utilizadas para tomar ensayos SIMCE o PSU; o reforzar sectores del aprendizaje como compresión lectora, lenguaje o matemática.

Manos a la obra

El equipo de trabajo a cargo de la colección, se inspiró entonces en la idea de desarrollar competencias espirituales de los alumnos, lo que, necesariamente, condujo a considerar no sólo el dato de la fe católica. “La idea es ayudar a que la clase de religión sea un lugar de encuentro donde se reflexione sobre el hecho religioso y espiritual de los chiquillos”.

Tal hilo conductor –señala Marco Antonio- es complementado con una propuesta metodológica en clave constructivista, que relaciona lo filosófico, lo religioso y lo científico como un elemento que aglutina los distintos saberes con respecto al hecho humano.

Estos libros de cultura religiosa –indica Marco Antonio- enfatizan en el desarrollo espiritual de lo humano para complementar el ampliamente desarrollado razonamiento instrumental que, siendo necesario y bueno, no resuelve cuestiones más de fondo de la existencia. “Hemos avanzado bastante en el desarrollo de la dimensión racional, pero la espiritual está olvidada ¿Cómo les enseñamos a los chiquillos a ser felices, a que superen la frustración, a que vivan la vida con optimismo?, porque este es el aporte que intenta hacer la clase de religión”.

La colección se hace cargo de la dimensión existencial en su diseño de doble enfoque, que, junto con lo religioso, considera también lo vocacional. En este sentido, los textos pueden ser una ayuda para los profesores en la clase de Orientación. “Para estos fines, se trabajó con los programas de orientación del Ministerio de Educación”.

Finalmente, Marco Antonio señala que estos libros responden a una de las exhortaciones del Papa Francisco: acudir a las periferias existenciales. “Si estamos en un colegio no confesional, hay que ir a las periferias existenciales de los chiquillos que están en la sala de clases”.

Marco Antonio Labarca es profesor de Religión Católica y Moral. Es Magister en Ética Social y Desarrollo Humano. Ha ejercido docencia en varios colegios y también en instituciones de educación superior. Actualmente imparte clases de religión en el colegio María Auxiliadora de Santiago Centro. Realiza también capacitaciones a profesores de religión en varias instituciones a lo largo de Chile.

Novedades